¿Brecha escolar? No en Gilroy Prep, una escuela charter de K-4 que está cresciendo a ser K-8.

Gilroy Prep es la mejor escuela primaria en la región de Silicon Valley respecto al Índice de Rendimiento Académico (API) para estudiantes Latinos, de Bajos Recursos, y Estudiantes de Inglés (2013-13).

Dos terceras partes de los estudiantes son Estudiantes de Inglés y vienen de familias de bajos ingresos; 60 por ciento son latinos. Sin embargo la mayoría de los estudiantes dominan las pruebas estatales – y más de ellos califican como “avanzados” en lugar de “competentes”.

Los estudiantes pasan 90 minutos al día usando computadoras para “llenar los huecos” o “zumbar hacia delante,” dice co-fundador James Dent, director ejecutivo de las Escuelas Navigator. El maestro trabaja con grupos pequeños de niños que necesitan más ayuda, mientras un ayudante supervisa a los estudiantes trabajando en las computadoras.

Sobrepasando la mayoría de las escuelas en el estado, los maestros ya tienen divididos los nuevos Estándares de Materias Comunes en objetivos de aprendizaje diarios. En algunas clases, los estudiantes usan aparatos móviles para contestar preguntas. El maestro puede ver de inmediato quién necesita más ayuda. Los maestros se especializan ya sea en alfabetismo o en matemáticas y les facilitan a los estudiantes el rápido movimiento por medio de varios tipos de instrucción, incluyendo trabajando en parejas, grupos pequeños, y con toda la clase.

Practicar el idioma estructurado y “muchísima lectura” ayuda a que los estudiantes dominen el inglés, dice Dent. “Nuestros estudiantes hablan de 300 a 400 por ciento más que los niños en una escuela promedia.”

Los estudiantes contestan preguntas en oraciones completas usando “porque.” No solo explican por qué es correcta una respuesta. Tienen que explicar por qué las otras posibilidades están equivoca – das. El método de comprobar/refutar aumenta las destrezas de razonamiento analítico, dice Dent.

El programa de “repaso espiral” asegura que los estudiantes repitan un con – cepto hasta dominarlo. Los estudiantes entonan, cantan, gestionan y se voltean a un compañero de clase para “pláticas en pareja.”

El día de Gilroy Prep corre de 8 a 4, dedicando los últimos 45 minutos al arte, coro, juegos de mesa y otras actividades de enriquecimiento. La educación física es parte del día escolar normal. Los primeros tres años se enfocan en el alfabetismo y las matemáticas. Los estudiantes aprenden a leer libros con capítulos y a escribir párrafos. Dibujan o construyen modelos para comprender las matemáticas. Para cuando llegan a tercer grado, ya están listos para los estudios sociales y ciencias.

La mayoría de los maestros son jóvenes: la mitad están en su primer año. Se observa y se toma video a todos los maestros semanalmente. Dent, Directora Sharon Waller, o un mentor académico se reúne con cada maestro y ayudante cada semana para hablar de cómo mejorar “por mordiscas” su enseñanza.

“No hay porqué tener una brecha académica,” dice Dent. Las Escuelas Navigator administran a Gilroy Prep y Hollister Prep, que abrieron este otoño.

Navigator espera agregar una escuelas en los condados de Santa Cruz y Monterey.

*Entre las escuelas que tienen por lo menos el promedio regional del porcentaje de estudiantes Latinos, de Bajos Recursos, y Estudiantes de Inglés.

 

Este perfil es del reporte de Innovate Public Schools, «Promesas Rotas: Los Niños Dejados Atrás en las Escuelas Públicas de Silicon Valley

 

Gilroy Prep Charter 2013

API: 942

Número total de Estudiantes: 242

 

 

Características de Porcentaje los Estudiantes

Latinos 60%

Asiáticos 7%

Blancos 20%

 

Estudiantes de Inglés 60%

Cumple Requisitos para Alimentos Gratis/de Precio Reducido 65%

Educación Especial 7%

 

 

Latinos en 3er Grado – % de Competencia y Arriba:

Artes y Letras en Inglés 74%

Matemáticas 97%