El talento local de SELA se basa en el éxito de la Escuela de Educación Preparatoria South Gate

Esta entrevista es una de una serie que destaca a directores, maestros y padres de las escuelas del sureste de Los Ángeles, y sus pensamientos sobre cómo las escuelas pueden apoyar mejor a los estudiantes latinos en el sureste de Los Ángeles (SELA).

Uno de los momentos más orgullosos para el director de South Gate, Leo González, fue cuando su escuela logró grandes avances en inglés el año pasado.

La Escuela Preparatoria South Gate es una de varias escuelas preparatorias en el sureste de Los Ángeles que supera el promedio estatal en la preparación de estudiantes latinos para colegios y universidades de cuatro años.

Este fue un hallazgo clave en el nuevo informe de SELA Rising: Luchando para la Justicia en Educación para los Estudiantes Latinos en el Sureste de Los Ángeles, en asociación con University of Southern California y Alliance for a Better Community (ABC).

“En Innovate Public Schools, creemos que los datos son una herramienta poderosa y cuando las escuelas utilizan los datos, pueden responder mejor a las necesidades de todos y cada uno de los estudiantes”, comparte Jennifer Perla, Gerente Senior de Investigación y Política en Innovate Public Schools. “La Preparatoria South Gate demuestra lo que es posible cuando se desarrolla una cultura basada en datos”.

Más de 6 de cada 10 estudiantes latinos en la Preparatoria South Gate están en el nivel de grado en inglés y 6 de cada 10 graduados latinos son elegibles para aplicar a una UC / CSU, superando a todos los estudiantes en otras escuelas en todo el estado. Aun así, solo 4 de cada 10 estudiantes en todo el estado son elegibles para UC / CSU.

El año pasado, la escuela también logró un tremendo crecimiento en inglés. De acuerdo con los datos de crecimiento académico recientemente publicados por LAUSD, los estudiantes de la Escuela de Educación Preparatoria South Gate obtuvieron un promedio de 74 puntos de escala en la evaluación del Idioma Inglés, el cual es 20 puntos más alto que el promedio del distrito.

El director y los maestros de la Preparatoria South Gate han trabajado arduamente durante los últimos años para hacer posible que sus estudiantes hayan avanzado.

Al crecer y asistir a escuelas públicas en el sureste de Los Ángeles, desde la primaria hasta la preparatoria, el director González se identifica con sus estudiantes, muchos de los cuales son latinos y provienen de hogares de bajos ingresos.

“En la preparatoria, mi sueño era ir a USC. Entré a ver al consejero universitario de la Preparatoria Bell, y mientras esperaba en su oficina, agarré con entusiasmo uno de los folletos de USC en su escritorio. Entró y me gritó por tocar los folletos. Me hizo sentir tan pequeño. Nunca volví a entrar allí durante el resto de mis cuatro años en Bell. Fue uno de mis profesores de inglés que finalmente me alentó y me ayudó a postularme a la universidad”.

Ahora González es quien anima a sus alumnos y a sus padres a soñar en grande y no tener miedo de salir de casa para ir a la universidad más lejos.

Le preguntamos a González sobre su enfoque del liderazgo escolar y cómo alienta a los maestros, estudiantes y padres a establecer altas expectativas y metas.

Usted ha sido director de la Preparatoria South Gate durante un año y ha ayudado a la escuela a lograr avances significativos en ese año. ¿Cuál fue su método de liderazgo como nuevo líder de la escuela?

Cuando entré por primera vez tuve que observar mucho. Como líder transformador, uno tiene que observar  lo que está sucediendo e investigar. Hubo una caída en los resultados de dominio del idioma inglés el año anterior a mi comienzo. Quería saber qué sucedió, así que pregunté por ahí, pero como nadie le prestaba atención a los datos, nadie tenía una respuesta. Mi meta era cambiar esto y desarrollar una cultura de uso conjunto de datos como equipo para monitorear el progreso. Otra prioridad para mí fue mejorar el rigor de la instrucción en el idioma inglés y asegurarnos de que estábamos implementando un plan de estudios basado en estándares en todos los ámbitos.

¿Qué prácticas hacen que su escuela sea particularmente exitosa en el servicio que se les da a los estudiantes de color de bajos ingresos?

Creo que lo que fue clave para nosotros fue 1) planificación [tiempo] para que los maestros colaboren y trabajen juntos, y 2) analizar los datos. Introdujimos evaluaciones provisionales de referencia para poder monitorear el progreso y hacer ajustes en el camino. Todo el equipo ahora está interesado en datos como herramienta de mejora. Los maestros usan los datos de manera proactiva para darles un mejor servicio a los estudiantes y que ellos también se interesen en los datos. Por ejemplo, todos los maestros muestran en la pared del aula cómo le está yendo a la clase. Los datos que se muestran van desde datos de asistencia hasta calificaciones de 5 semanas. La mera era que todos observaran y buscaran nuevos datos.

¿Cuál ha sido su momento de mayor orgullo en tu trabajo con esta escuela?

Tengo dos momentos de orgullo.

Lo primero sucedió el año pasado cuando llegaron los resultados de las pruebas, y nos dimos cuenta de que pasamos del 53% de nuestros estudiantes a nivel de grado en inglés al 64%. Ese fue un gran salto. Fue un momento de orgullo para todos nosotros. Celebrar los éxitos es clave en la Preparatoria South Gate. Una de las cosas de las que estoy más orgulloso es cuando los maestros y los alumnos se dan cuenta de lo que pudieron lograr. Así es como se cierra la brecha de logros: tener altas expectativas y celebrar lo que han logrado.

Este año, también pasamos a ser una escuela de inclusión. No hay un programa especial diurno (SPD). Todos los estudiantes van a las mismas clases de educación general y aprenden el mismo contenido y habilidades. Debido a que hay pocos modelos para mostrarles a los directores cómo hacer este trabajo, tuvimos que crear un nuevo modelo con clases impartidas por un maestro de educación general y un maestro de educación especial. Todos los estudiantes se han beneficiado de este modelo. Estábamos a punto de perder un par de maestros en función de la inscripción, pero como pudimos demostrar la importancia de que los maestros trabajen en colaboración, pudimos mantener todos los puestos docentes. No se puede alterar el entorno de aprendizaje para los niños que se han beneficiado y se han acostumbrado a este modelo.

Haga clic aquí para acceder al reporte oficial de Innovate Public Schools SELA Rising: Luchando por la Justicia en Educación para los Estudiantes Latinos del Sureste de Los Ángeles. 

Nota del editor: esta entrevista con el director Leo González fue editada para mayor claridad.

Innovate Public Schools

We are a nonprofit organization focused on ensuring that all students in California, including low-income students and students of color, receive an excellent education.

More Posts